Proyecto de poema

Estoy probando nuevas formas de construir un poema, a ver si consigo vencer la sequedad lírica que me ha afectado estos últimos años. Voy caminando de a poco, la semana pasada en un arrebato de creatividad y tras haber leído a Becquer conseguí sacarle unos versos al papel. Hoy me he sentado con mas calma y he pensado en el siguiente proyecto.

Forma

Verso Alejandrino clásico con dos hemístiquios, rima asonante con acentos en la 2°, 6°, 9°, 13° sílaba métrica. De extensión sin definir.

Fondo

El hablante lírico se presenta como una persona que nace en el mismo lugar donde se origina el mar y que cruzando las distancias llega con sus espumas a caer sobre la ribera.

¿Donde nace el mar? ¿Que distancias tiene que cruzar? ¿Que es la ribera? ¿Que es la tierra? ¿Que es la espuma? ¿Como puede el hablante hace un sutil símil él y el mar?

El mar es tratado como un todo, un cúmulo de acciones y emociones, una personificación de la persona en su totalidad. El mar es una sola persona tratando de llegar, de abatir, de luchar. El mar es una persona en constante convulsión, en inquietud. El mar no es la humanidad, las gotas no son los poemas ni los individuos. No hay individualidad en el mar. El mar es el hablante buscando una ribera.

El hablante lírico pasa a centrarse en la tierra que es el alma de su musa, sus ojos, sus caderas. Su amada es a la tierra como él lo es al mar. Puede describir la playa con sus laderas y valles, sus volcanes. Realiza la comparación de la tierra con algunos atributos (físicos y psicologicos) de su amada. El símil también es en su totalidad, la tierra es ella y solo ella. La tierra es la pasividad, el lugar de calma, el origen de todo lo vivo. Contrario al mar ella es la quietud.

Se plantea un problema: la separatividad. El mar no puede ser tierra, la tierra no puede ser mar. Son entidades distintas, empero convergen en un punto. La ribera es una expresión, un acto donde ambas personalidades pueden en si mismo ser uno y solo uno. Es solo una sugestión, una ilusión de unidad, pero lo es todo. El mar cubre la pasiva tierra. La ribera es el amor, la mirada furtiva, la palabra esquiva, la pasión. La ribera es una puerta, una invitación a seguir mas allá.

El poema concluye con un llamado a la desesperanza, al interminable deseo del mar de acariciar la suave tierra, de seguir mas allá. De explorar sus selvas, sus manglares, sus lugares reconditos. los últimos versos reversan la situación al mencionar una posibilidad: el mar es agua, que el agua es lluvia y que la lluvia todo lo cubre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Proyecto de poema

  1. Ariel dijo:

    Y el poema?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s