La guerra de Don Ladislao

La historia ya no es política, es historia. Y esta es una de aquellas historias olvidadas de Chile, que pocos recuerdan y que sucedio hace ya mas de 90 años.

Corría mediados de 1920 y Chile sería sometido a las proximas elecciones presidenciales. Los candidatos:  El conservador Barros Borgoño en contra del liberal Arturo Alessandri alias “El león de tarapacá“. El León tenía todas las de ganar, algo que no caía muy bien en el oficialismo ya que quería mantener su cuota de poder a través de la persona de Borgoño. ¿Que haría el actual gobierno en estas circunstancias donde inclusive la mayoría del ejercito era partidaria del Liberal? Al Ministro de Guerra del gobierno de Juan Luis Sanfuentes, Don Ladislao Errázuriz, en un acierto de ingenio criollo, se le ocurre inventar una guerra contra Perú. Suena lógico, un enemigo común uniría al debilitado clima imperante y de paso haría algo mas. Ladislao ordena la movilización del ejercito hacias las fronteras vecinas debido a que habian recibido “antecedentes secretos” que hacian posible una guerra con dicho país. De mas está decir que aquellos documentos jamás existieron y que el objetivo de Ladislao era movilizar a ejercito lejos de Santiago ya que su mayoría, como mencionamos, era partidaria del liberal Alessandri.

Las consecuencias no se hicieron esperar, muchos jovenes chilenos (En su mayoria de las Ligas patrioticas y el Partido conservador) se enlistaron en el ejercito. Dato aparte, una de ellos  fue el jovén Alberto Hurtado, quien despúes se convertiria en el famoso sacerdote jesuíta. Pero no todo fue color de rosa en esta farsa, hubo un grupo que no creyó la mentira, hablamos de La federación de estudiantes de la Universidad de Chile (FeCH), quienes eran pacifistas, cuyos dimes y diretes con el ministro Ladislao y la posterior publicación de un manifisto en la revista Claridad desencadenaron en que el 21 de Junio de 1920 una turba enardecida y llena de nacionalismo asaltara la federación y la destruyera por una guerra, que por cierto, no existía. Los líderes de la FeCH fueron detenidos y se llevó a cabo un proceso llamado “Proceso de los subersivos” cuyo punto culmine fue la muerte de jovén poeta José Domingo Rojas que fallece en la carcel en medio del proceso “criminal”.

La guerra de Don Ladislao presiono y dividio aún mas al país. Para complicar mas la situación, en la elección se tuvo un empate exacto pero, debido al que el engaño ya era de conocimiento público, el Tribunal de Honor no se atrevió a dar por ganador a Borgoño, declarando nuevo presidente al “León de Tarapacá” en el año 1920.

¿Les a parecido interesante la historia? Ya ven que hay que cosas que no cambiarán.

Fuente:
Wikipedia
GranValparaiso.cl
PapelCero
Memoria Chilena, José Domingo Rojas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s